13.6.12

 Mi vagina puede ser la puerta del placer o de la vida. Mis pechos, fuente de leche o puntos eróticos. Mi ombligo perforado puede ser un reclamo o la señal de una conexión futura entre mi vida y la de otro que dependerá de mí. Mi cuerpo, con un feto dentro, ¿estará pleno de vida o simplemente invadidoy deformado?

1 comentario:

  1. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh rer sarpada tu foto de entrada me re copo!!

    ResponderEliminar